Reviews

Reseña | Soredemo Ayumu wa Yosetekuru – Capítulo 5

Esta reseña de Soredemo Ayumu wa Yosetekuru contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos que lo hagas y luego vuelvas y leas la reseña.

Resumen del capítulo

Urushi sueña con Ayumu, siendo su primer sueño del año. El mismo dia lo ve en la libreria y de donde compran los libros shogui y luego ir a comer a un lugar donde los viejos recuerdos esperan a Urushi. Ese lugar es frecuentado por un hombre brusco que solo habla mal, porque sus acciones demuestran lo contrario. Allí comen y juegan. shogui, así como el hecho de que Tanaka sabe más sobre el pasado de su amado Urushi. Por otro lado, Takeru y Sakuraku van juntos al cine, en una curiosa situación. De regreso con los protagonistas, Ayumu logra encontrarse con el gato de Urushi, de dueño a mascota. Todos en su habitación y a medianoche lo llaman por casualidad, aunque fue más amable de lo esperado.

Opinión del capítulo

Fuera de la escuela, en situaciones nuevas. Nos escapamos un poco de ese ambiente escolar, que es lindo poder ver a los personajes por fuera y acercarnos a ellos. En el caso de Urushi, definitivamente es una amante de shogui y aquí ya tenemos una gran pista del por qué, se lo inculcó su abuelo. Tanaka sigue siendo un misterio con respecto a su vida familiar. El comienzo del capítulo no me sorprendió, ya que era obvio que todo era un sueño, sin embargo, fue divertido ver que el gato era el que besaba a Braids-chan. Algo especial fue la película que le gustó a Takeru y Sakuraku, por un momento, creo que la primera vez que se mostró, se sintió que tenía mejor calidad de imagen que el capítulo (necesito saber por qué se convirtió en un árbol). En cuanto al resto del capítulo, creo que lo siguiente aclarará mi opinión.

sueño y nostalgia

El primer sueño del año es, según tengo entendido, algo premonitorio, es señal de que tu año será algo parecido a lo que soñaste. A diferencia del primer capítulo, aquí ya podemos ver que Urushi está enamorado de Tanaka, y por qué dudarlo. Ese sueño ya es la prueba final del enamoramiento, además de lo que ha permitido todo lo que ha sucedido en este capítulo.

Realmente necesito más contexto de la vida personal de cada uno, el apertura nos da cierta idea de Trencitas-chan (pues cuando aparece también se ve la silueta de alguien mayor, presumiblemente su abuelo) y Ayumu (en su caso de una niña que es kendo y dándole una espada a Urushi). Aquí ya hemos visto un lado más íntimo y privado de Trencitas, el lugar donde comía y jugaba con su abuelo, nostálgico si lo pensamos bien. Compartir lugares con hermosos y personales recuerdos es realmente una señal de intimidad entre dos personas, de acercamiento a la normalidad, una señal de confianza y posiblemente de amor.

La tecnología que nos une

Cine y celulares en este caso. De cine no hay mucho que decir, Sakuraku aprovecha para acercarse. En el caso de los protagonistas me parece más bonito e íntimo, ya que son solo ellos dos. Me parecía demasiado lindo y tierno pensar que llevamos casi dos años de pandemia y distanciamiento de seres queridos, incluidas parejas o personas que nos gustaban. Es por esto que un dispositivo puede conectarnos de forma remota y quizás algunos nos arrepintamos de no haber podido usar nuestros dispositivos de esa manera para no distanciarnos de las personas que son importantes para nosotros. Ver a quien te gusta antes de dormir, o verlo dormido, puede ser una de las experiencias más tiernas que nos puede dar la paz de cerrar los ojos. Creo que Ayumu y Urushi aprendieron esto, aunque fue caro por casualidad.

La parte final me puso melancólica, hay momentos en los que se escribe más con el corazón que con la cabeza. Pero bueno, quiero más desarrollo y contexto. Lo necesito. Esperando atentamente a que me lo den, el telón se cierra por ahora.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba